Este sábado pasado hemos vuelto a tener otra boda en Hondarribia , como las que nos gustan a nosotros. Empezando en el santuario de Guadalupe y terminando en el Hotel Usategieta. Una boda llena de sorpresas tanto de los novios hacia los invitados como viceversa. Un día perfecto, una temperatura idónea con un sol brillante, en definitiva un precioso día de otoño, quien lo diría.

El día empezó en la peluqueria Ilaia , Lupe dejó preciosa a Izaro con una bonita trenza(espero no confundirme, 🙂 ) y donde se creó un ambiente magnifico. Allí coincidieron ademas dela novia y la ama, varias amigas de la novia. esta claro que tenían ganas de boda…

A su vez el novio, no iba a ser menos, fue  a la peluqueria  darse los ultimo retoques para estar a la altura del día que era.

La boda era a una hora un poco temprana , 11h de la mañana, así que tocó correr un poquito mas en casa, donde estuvo maquillando a Izaro y a la ama la maquilladora Enara. Menos mal que tiro de profesionalismo y termino a tiempo, tenia menos tiempo del necesario, todo un handicap para ella. Al final, todo es posible en las bodas. La novio salio a tiempo de casa y llegó puntual a Guadalupe.

Tras una ceremonia magnifica de nuestro gran amigo Lutxo (si, para nosotros ya no es italiano, es vasco) , divertida como siempre, llegó el aurresku sorpresa por parte de amigos y familiares.

Después de realizar las oportunas fotos de pareja por el casco histórico de Hondarribia, nos dirigimos hacia el Hotel Usategieta. Por el camino no dejaron de jugar los novios delante de nuestro coche y usando el suyo , descapotable, dieron mucho juego… de ahí algunas fotos que veréis a continuación.

Ya en el hotel, el increíble lunch preparado por el equipazo de Leire, el jardín decorado de una manera exquisita y hasta los novios habían preparado un columpio de madera que luego dio juego como el photocall de la boda. Pero las sorpresas no terminaban ahí, el hermano de la novia, Unai y su mejer Elena, tenían otra sorpresa preparada para después del baile. Un “toro mecánico”!! Vaya puntazo, no paro en ningun momento de dar vueltas. Un punto mas que marca la diferencia.

Podríamos estar hablando mas tiempo pero no queremos cansaros, así que os dejamos con el reportaje.

Sólo pediros que si os ha gustado el reportaje nos escribais un pequeño comentario al final del post, os lo agradeceremos.